Juegos de Naipes

Reglamentos de Juegos de cartas y solitarios

El Julepe

septiembre 21st, 2012

Baraja:
Al Julepe se juega con baraja española de 40 cartas.

Jugadores:
Pueden jugar desde 3 hasta 9 jugadores, si bien lo mas usual es que jueguen 4 ó 5.

Objetivo del juego
Se trata de una variante del tute en la cual hay apuestas.

Todas las cartas tienen un valor. De mayor a menor valor tenemos las siguientes cartas:

Ases valen 11.

Treses valen 10.

Reyes valen 4.

Caballos valen 3.

Sotas valen 2.

El resto valen 0, y se les llama cartas blancas.

Al julepe se juega por bazas y hay exactamente 5 bazas. En una baza cada jugador, por turno, juega una carta y el que gane la baza (según las reglas que se explicarán posteriormente, que no son otras que las del tute) se lleva todas las cartas echadas (tantas como jugadores). Cuando se han terminado todas las bazas cada jugador cuenta el número de bazas. El que haya hecho dos o más es ganador y el que haya hecho menos de dos, es perdedor.

Como juego de apuestas que es, el objetivo del juego es ganar la apuesta realizada que no es otra que decidir si se juega o no, en base a si uno cree que esta capacitado para hacer al menos 2 de las 5 bazas, teniendo cuenta que habrá un descarte. Si un jugador decide que si juega y resulta ganador, se llevará dinero siguiendo unas pautas que se detallaran mas adelante. En caso contrario perderá dinero de forma análoga. Si no a ido, es decir, si ha decidido no jugar, se quedara como estaba. Cuando un jugador pierde se dice que le han dado julepe.
Comienzo

En primer lugar hay que decidir cual será la apuesta mínima. En esta explicación vamos a suponer que es de 10 céntimos.

Si la mesa esta vacía (al comienzo de la partida lógicamente así es) cada jugador pone esa apuesta mínima encima de la mesa y el que reparte pone el doble. En este caso pondría cada jugador 10 céntimos y el que reparte 20. (Lógicamente el repartidor va rotando de una partida a otra).

Si la mesa NO está vacía, el repartidor pone la apuesta mínima, es decir 10 céntimos, y el resto no pone nada.

El repartidor (también llamado postre) reparte 5 cartas a cada jugador y una vez que han sido repartidas, levanta la siguiente carta. El palo de dicha carta será el triunfo (lo cual significa que ese palo es especial, como se explicará mas adelante). Cada jugador las examina y decide si le conviene jugar con ellas o no, todo ello por orden, hablando primero el jugador situado a la derecha del que repartió y hablando en último lugar el postre. Se pueden dar dos situaciones:

Hay al menos un jugador distinto al postre que si va: En tal caso el postre esta obligado a ir y comienza el juego de la siguiente forma:

Una vez que se sabe quienes van, el resto tira las cartas, y los que van, se descartan de las cartas que crean oportunas. El postre se las restituye y también se restituye a si mismo, con la particularidad de que puede coger para si mismo la carta que ha pintado. Una vez realizado el descarte se empieza a jugar de la siguiente forma:

El primer jugador situado a la derecha del que repartió y que haya ido, comienza la jugada tirando una carta, llamada carta de salida y luego tirará el de su derecha, luego el de la derecha de éste y así sucesivamente hasta que tire el postre. En cada tirada cada jugador seguirá las siguientes reglas:

Cuando un jugador tira carta, esta en la obligación de intentar ganar la baza por lo que debe echar una carta del mismo palo que la carta de salida. A esto se le llama asistir.

Si además la tiene de valor superior (según los valores indicados en la introducción) y aun no ha salido ningún triunfo en esa jugada, está en la obligación de echarla. A esto se le llama montar. En caso de haber salido ya un triunfo, no es necesario montar pero si asistir.

Si no es posible asistir ni montar (es decir no se tiene ninguna carta del mismo palo que la carta de salida), entonces hay que fallar, esto es echar un triunfo, con la salvedad de que si ya ha sido tirado otro triunfo, además se tiene la obligación de superarlo (pisar).

Por último si no tiene cartas del mismo palo que la carta de salida, y tampoco tiene triunfos, o bien si los tiene pero ninguno puede pisar al que ya hay en mesa, puede echar la carta que le venga en gana. A este último caso se le llama contrafallar.

Si se descubre que un jugador no ha cumplido con las obligaciones descritas, se dice que comete renuncio, y pierde ese juego.

Cuando la carta de salida es triunfo, se dice que el jugador que ha salido ha arrastrado. En tal caso y siendo coherente con las normas anteriores, se tiene que no existe la posibilidad de fallar, pero el resto de normas es exactamente igual, es decir, hay que asistir y montar, y si no es posible montar hay que asistir, y si no es posible ni asistir ni montar, se puede echar cualquier carta.

Como es obvio gana la baza el que haya echado la carta mas alta del mismo palo que la carta de salida, salvo que haya triunfos, en cuyo caso gana la baza el triunfo mas alto.

Este proceso se realiza sucesivamente hasta completar las 5 bazas.

 

Nadie va: En ese caso el postre puede decidir si va o no.

El postre si va: Entonces otro jugador debe hacer de banca, es decir juega contra el pero no en su nombre, sino en nombre de la banca. Se procede exactamente igual al caso anterior y si gana el postre se llevara toda la mesa, y si pierde doblará la mesa. Una particularidad es que el descarte de la banca no es igual al usual, sino que se le reparten 6 cartas y debe descartarse de una sola.

El postre NO va: Entonces se recoge la baraja y se comienza un nuevo juego. A pesar de quedar dinero en la mesa se realiza la adición de apuestas tal y como si la mesa esta estuviera vacía, es decir, cada jugador pone 10 céntimos (la apuesta mínima) y el que reparte (que ahora es el siguiente al que había repartido antes) pone 20. A esto se le llama engordar la mesa.

 

Recuento y reparto

Una vez agotadas todas las bazas, el jugador o jugadores perdedor/es (menos de 2 bazas ganadas), deben pagar la misma cantidad que hay en mesa al jugador o jugador/es ganadores y de forma proporcional. Por ejemplo si han ido tres jugadores y han ganado 2 y perdido 1 (un jugador hizo dos bazas, otro hizo dos y el último hizo solo una), y en mesa hay un euro, entonces el perdedor dará 50 céntimos a cada uno. Otro ejemplo es que haya un ganador y dos perdedores (por ejemplo uno hizo 4 bazas, el otro 1 baza y el ultimo ninguna). En tal caso los dos perdedores darán un euro al ganador.

Cuando todos han sido ganadores (imaginemos que solo han ido dos jugadores y uno hizo 3 bazas y el otro 2) entonces se suele hacer lo siguiente:

Si la cantidad que hay en mesa es igual o inferior a una cantidad pactada al principio (por ejemplo un euro) entonces la mesa queda como estaba y se comienza un nuevo juego.

Si la cantidad que hay en mesa supera dicha cantidad, entonces se reparte entre ambos, y si no es posible hacer reparto exacto entonces lo sobrante queda en mesa. (Por ejemplo si había 1.10 euros, como la apuesta mínima es 10 céntimos no se pueden repartir 55 cada uno, sino que se repartirían 50 cada uno y quedarían 10 en mesa).
Otras consideraciones

Obligadas: Existen versiones en las cuales si el triunfo es una sota, todos están obligados a ir.

Tomate: Una variante del Julepe en la cual solo se reparten 3 cartas y hay que hacer 2 bazas para ganar, es conocida con este nombre.

Juegos de Naipes

Reglamentos de Juegos de cartas y solitarios

Diseño web GrupoUnetcom | PAGERANK | Muy curioso | FENIEENERGIA | FENIEENERGIA | Tasar Dominio | imagenes para colorear |