Juegos de Naipes

Reglamentos de Juegos de cartas y solitarios

Boston

Noviembre 10th, 2012

Baraja:
El Boston es un juego de baraja  Francesa de 52 cartas.

Jugadores:

4 jugadores

El juego del Boston, que gozó de una gran popularidad en todo el mundo occidental en el siglo XIX (con la excepción de Gran Bretaña, donde el whist siguió siendo el juego de mayor éxito), es uno de los eslabones evolutivos entre el juego de El Hombre y los juegos de bazas modernos, de los que es un antecesor directo.

Se supone que este juego se generó en Francia en el decenio de 1770, combinando la baraja de 52 cartas con las subastas del juego de la cuadrilla (derivado de El Hombre). Tomó su nombre de la ciudad norteamericana del estado de Massachussets, que tuvo una gran importancia durante la guerra de independencia de Estados Unidos. Pronto surgieron muchas variantes y subastas muy ingeniosas, con títulos como «independencia», «soberano», «concordia»…

2.Objetivo
Si se es el declarante o su apoyo, conseguir las bazas comprometidas en el contrato. Si se es un jugador de la defensa, impedir que el declarante consiga cumplir su contrato.



3.Jugadores
En una partida de Boston intervienen cuatro jugadores. Cada uno juega para sí y lleva su propia contabilidad. En algunos juegos se establecen alianzas entre dos jugadores, con el objetivo común de ganar cierto número de bazas contra los otros dos jugadores, que tratan de impedirlo. Estas alianzas no duran más de una mano, aunque pueden volverse a establecer en manos consecutivas.

Para sortear los lugares de la mesa que ocuparán a lo largo de la partida, los cuatro jugadores toman sendas cartas de la baraja. El jugador que saca la carta más alta escoge sitio y se sienta el primero; los otros tres jugadores se sientan de izquierda a derecha del primer jugador, siguiendo el orden de sus cartas de mayor a menor. Una vez sentados los jugadores en la mesa, se divide la baraja en cuatro partes y cada jugador toma una de ellas. El jugador que ha tomado el montón en el que se encuentra la jota de diamantes o boston se convierte en el primer dador. También puede ser dador el jugador que ha tomado la carta más baja en la primera toma de cartas (de este modo el jugador con la carta más alta es el primer mano).



4.Tipo de Baraja
Para jugar al Boston se utiliza una baraja inglesa de 52 cartas, es decir, sin comodín. Los cuatro palos de esta baraja se consideran ordenados de menor a mayor del modo siguiente: picas, tréboles, diamantes y corazones. Este orden de los palos es sólo relevante cuando más de un jugador subasta en el mismo nivel de juego, de modo que el jugador que subasta el mejor palo gana la subasta.

Orden de los palos
De mayor a menor:
  • corazones
  • diamantes
  • tréboles
  • picas

Este orden sólo tiene aplicación en la subasta, entre declaraciones del mismo nivel de bazas.



5.Orden de las Cartas
En el juego del Boston las cartas no tienen ningún valor en puntos. Su valor es relativo y está determinado por el lugar que ocupan dentro del orden habitual del palo, que,-de mayor a menor, es: as, rey, reina, jota, diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres y dos. Este valor relativo de las cartas determinado por su orden en el palo sirve para conocer la carta ganadora de la baza.
Hay una carta, la jota de diamantes -llamada boston-, que siempre es la carta superior del palo de triunfo, por lo que este palo tiene catorce cartas, mientras que el de diamantes sólo tiene doce. La única excepción se da cuando el palo de triunfo es el de diamantes, ya que entonces el boston es la jota de corazones.

Orden de las Cartas según el Triunfo
  • Orden de las cartas si el palo de triunfo no es el de diamantes
De mayor a menor es:
en el de triunfo
en el de diamantes
en los otros dos palos
Jota de diamantes (boston) as as
as rey rey
rey reina reina
reina diez jota
jota nueve diez
diez ocho nueve
nueve siete ocho
ocho seis siete
siete cinco seis
seis cuatro cinco
cinco tres cuatro
cuatro dos tres
tres dos
dos
  • Orden de las cartas si el palo de triunfo es el de diamantes
De mayor a menor es:
en el de triunfo
en el de corazones
en los palos negros
jota de corazones (boston) as as
as rey rey
rey reina reina
reina diez jota
jota nueve diez
diez ocho nueve
nueve siete ocho
ocho seis siete
siete cinco seis
seis cuatro cinco
cinco tres cuatro
cuatro dos tres
tres dos
dos


6.Vocabulario Específico

  • Afirmar: Eliminar las cartas superiores de un palo en las manos de los contrarios a fin de convertir enganadoras las restantes del mismo palo, generalmente en la mano propia.
  • Alta: Término que se aplica a la carta de mucho valor, por su orden, de un palo.
  • Arrastrar: Salir de triunfo, generalmente con el fin de eliminar los demás triunfos de las manos de los contrarios y evitar así que puedan fallar cartas firmes.
  • Asistir: Jugar carta del palo de salida.
  • Boston: El triunfo más alto. Es la jota de diamantes cuando el palo de triunfo no es éste y la jota de corazones cuando el palo de triunfo es el de diamantes.
  • Bueno: Término que se aplica al palo de triunfo marcado por la última carta del dador en el primer reparto de una partida de Boston.
  • Carteo: Fase del juego en la que se juegan las cartas sobre la mesa.
  • Chelem: Hacer un chelem es ganar las trece bazas en juego en una mano.
  • Deber: Compromiso de ganar cierto número de bazas adquirido por el declarante durante la fase de la subasta. El jugador que lo sostiene también se compromete a cumplir un deber.
  • Declarante: Jugador que anuncia su intención de jugar (y ganar) el contrato de más valor en la fase de la subasta.
  • Descartar: Echar una carta que no es del palo de salida ni de triunfo.
  • Dubletón: Término que se aplica al palo del que el jugador sólo tiene dos cartas.
  • Fallar: Jugar un triunfo en una baza cuando no se puede asistir, generalmente con intención de ganar la baza.
  • Fallo: Palo del que no se tiene ninguna carta.
  • Firme: Carta ganadora por haber sido jugadas anteriormente las superiores del mismo palo.
  • Honores: Cartas superiores de un palo.
  • Horario: Término que se aplica al sentido de juego que sigue el del movimiento de las agujas del reloj (de izquierda a derecha).
  • Largo: Palo del que el jugador cuenta con muchas cartas.
  • Mano: Conjunto de las trece cartas que son repartidas a cada jugador. Se aplica también al jugador que tiene la salida en una baza y al juego parcial.
  • Miseria: Contrato en el que el declarante se compromete a no ganar ninguna de las bazas en juego. Puede ser de varios tipos.
  • Renuncio: Acción y efecto de no asistir en una baza a pesar de tener carta para hacerlo.
  • Salida: Primera carta de una baza. En ocasiones, la carta de salida también se llama carta de ataque.
  • Secuencia: Serie de cartas consecutivas de un palo.
  • Slam: Chelem.
  • Solo: Contrato que un declarante juega sin ayuda de ningún otro jugador que lo sostenga.
  • Sostener: En la declaración sencilla, asociarse con el declarante con el compromiso de ganar por lo menos tres bazas.
  • Subasta: Fase de la partida en la que se establece el declarante y el contrato al que se compromete.
  • Triunfo: Palo cuyas cartas ganan a cualquiera de las de los otros tres palos, independientemente de su valor respectivo.

7.El Palo de Triunfo
Usualmente, en cada juego de Boston hay un palo que tiene un valor especial en relación a los otros. Este palo se llama de triunfo y sus cartas ganan a las de los otros tres palos, independientemente del índice de unas y otras.
La jota de diamantes -el boston es siempre la superior del palo de triunfo, excepto si éste es el de diamantes, ya que en este caso el boston es la jota de corazones.

En general, el triunfo queda determinado a partir de un sorteo. La última carta que se reparte en el primer reparto al inicio del juego -que el dador gira para que todos la vean antes de colocarla con las de su mano y que deja sobre la mesa hasta que el jugador mano ha salido- determina el palo de triunfo de ese juego (el pequeño) y de la partida (el bueno). Si se juega con palo de triunfo, los jugadores sólo pueden escoger -aunque hay excepciones- como palo de triunfo el pequeño (el señalado por la última carta del reparto de la mano que se va a jugar) o el bueno (el señalado por la carta de triunfo del primer reparto). Como en el primer reparto, también en otras manos de la partida pueden coincidir el pequeño y el bueno, y entonces no hay posibilidad de escoger entre dos palos para el triunfo.

Entre las cartas del palo de triunfo se da la misma relación de orden que en los otros palos, es decir, el as es la superior y el dos la inferior, pero aquí se añade el boston como carta superior del palo.


8.Bazas de Juego
Una baza está formada por un grupo de cartas igual al número de jugadores que intervienen en la partida. Cada una de esas cartas ha sido echada o jugada sobre la mesa por uno de los jugadores, siguiendo el turno de juego, que suele ser de izquierda a derecha (sentido horario).

La primera carta que se juega en una baza es la salida y el que la juega es el mano. En la primera baza, el mano es el jugador siguiente al dador, que, como el Boston se juega en sentido horario, es el jugador situado a la izquierda del que reparte. En las siguientes bazas, el jugador mano es el ganador de la baza anterior.

Los jugadores no pueden arrojar sobre la mesa cualquier carta, sino que deben jugar una del mismo palo que la de la salida, es decir, deben asistir. Si el jugador mano sale con una carta de triunfo, se dice que arrastra. El objeto de los arrastres es eliminar los triunfos en las manos de los contrarios para poder ganar las cartas firmes propias. Cuando un jugador no puede asistir por no tener carta del palo de salida, puede jugar una carta cualquiera (descartar) o del palo de triunfo (fallar).

Si no se ha jugado ninguna carta de triunfo en la baza, ésta la gana la carta más alta del palo de salida (aunque ésta sea un dos o la única carta de ese palo de la baza). Si hay una o más cartas de triunfo en la baza, la ganadora es la carta más alta del palo de salida.

El ganador recoge la baza y la coloca delante suyo, antes de salir para la siguiente baza. Las bazas ganadas no se colocan en un solo montón, sino que cada una de ellas se coloca ligeramente desplazada respecto a la anterior -o incluso formando una escalera-, para, en cualquier momento, distinguir con toda claridad el número de bazas ganadas por cada pareja.


9.Las Declaraciones de la Subasta
Cada jugador, a partir del mano, puede pasar o pedir. Si un jugador pasa en algún momento de la subasta, luego ya no puede volver a entrar en ella y debe seguir pasando hasta el final de la misma. La subasta termina cuando todos los jugadores pasan en la primera vuelta o cuando se dan tres pases seguidos después de que un jugador haya pedido.

Si después del reparto inicial los cuatro jugadores pasan, la mano se anula, corre el turno y se procede a un nuevo reparto por parte del anterior jugador mano, convertido ahora en el nuevo dador.

Los jugadores que consideran que sus cartas no son bastante buenas, pasan.

Siguiendo el turno corriente de juego, cada jugador, a partir del mano, tiene la opción de pedir o pasar, hasta que un jugador considera que su mano es lo bastante fuerte como para ganar cinco bazas, por lo menos, siendo el palo de triunfo el pequeño o el bueno. En este caso dice pido en…, seguido del nombre del palo escogido. Una vez que uno de los jugadores ha pedido y, por tanto, los otros jugadores conocen el palo de triunfo que se va a jugar, los demás jugadores deben valorar si en ese palo son capaces de ganar tres bazas. Se procede entonces a una segunda vuelta en la que cada jugador, por turno, puede declarar paso (si no cree que pueda ganar tres bazas) o sostengo (si cree que sí puede hacerlo). Cuando un jugador sostiene, se convierte en la pareja del jugador que ha pedido; el objetivo común es conseguir, al menos, ocho bazas. Los otros dos jugadores también jugarán asociados contra ellos, para impedir que consigan su objetivo. Después de que un jugador sostiene, los otros jugadores ya no tienen voz.

En el caso de que un jugador pida y ninguno de los otros tres le sostengan, jugará contra los otros tres y sólo estará obligado a ganar las cinco bazas que ha pedido.

Los juegos superiores. Los párrafos anteriores se refieren al juego sencillo, que suele ser el más frecuente. Pero, si uno de los jugadores cree que puede ganar más de cinco bazas, siendo triunfo uno cualquiera de los cuatro palos, puede pedir:

  • pequeña independencia, si cree poder ganar seis bazas solo;
  • gran independencia, si cree poder ganar ocho bazas solo;
  • independencia de nueve bazas, si cree que puede ganar nueve bazas solo.

Cada una de estas peticiones supera y anula la anterior petición de menor categoría de otro jugador. También se puede «mejorar» la declaración de un jugador en un mismo nivel de bazas, pero declarando un palo superior, de acuerdo con el orden de palos ya indicado.

Además, existe una serie de juegos «pierdegana», en los que los jugadores se comprometen a no hacer bazas:

  • pequeña miseria, miseria sencilla o miseria de descarte: está situada entre la pequeña y la gran independencia (es decir, anula una declaración anterior de pequeña independencia, pero es superada por la gran independencia). En ella, los jugadores se descartan de una de sus cartas y el declarante se compromete a no ganar ninguna de las doce bazas restantes.
  • gran miseria o miseria sin descarte: anula la gran independencia. En ella, no hay descarte y el declarante no debe ganar niguna de las trece bazas en juego.
  • miseria de cuatro ases: es superior a la anterior. El jugador que la pide debe tener los cuatro ases en la mano y tiene derecho a renunciar, es decir, a no asistir, aun pudiendo, en las diez primeras bazas del juego (en las que se supone que aprovecha para descartarse de los ases). Para cumplir no debe ganar ninguna baza.
  • miseria en la mesa: es la voz superior. En ella, el declarante juega con las cartas boca arriba sobre la mesa, a la vista de todos los jugadores. Como en las otras miserias, el declarante, para cumplir, no debe ganar ninguna de las bazas en juego. Todos estos juegos superiores son juegos de solo, es decir, en ellos el declarante juega solo contra los otros tres jugadores, que juegan asociados para tratar de impedir que cumpla su compromiso.

Durante la subasta, todo jugador que ha hecho una petición anulada por otra superior conserva el derecho de acrecer, haciendo una petición más alta cuando le llega la voz de hablar. Pero, después de pasar, ya no puede volver a la subasta. Cuando se hacen dos peticiones iguales, se da preferencia al palo.

10.Carta de Pagos y Cobros

Carta de pagos y cobros
picas    tréboles    diamantes    corazones
Cinco bazas solo u ocho bazas entre dos 4 8 12 16
Cada baza de más / de menos 1 2 3 4
Pequeña independencia 6 12 18 24
Cada baza de más / de menos 2 4 6 8
Gran independencia 8 16 24 32
Cada baza de más / de menos 4 8 12 16
Pequeña miseria 8 16 32 64
Gran miseria 32 64 96 128
Miseria de cuatro ases 32 64 96 128
Miseria en la mesa 64 128 192 256
Chelem 50 100 150 200


11.Chelem, Bola o Slam
Si el jugador o la pareja logra ganar todas las bazas, se dice que ha hecho un chelem. Esta jugada también recibe el nombre de bola o slam. No es un contrato o declaración, pero tiene un premio especial por conseguirse.


12.Premios y Anotación
En el Boston, los jugadores disponen de unas fichas que utilizan para efectuar, los pagos y los cobros. Se utilizan tres tipos de fichas, cuyos valores deben mantener la relación 1, 5 y 10.

Si se juega con puesta, cada jugador pone en un cesto o plato la cantidad convenida para la misma. Al término de cada juego, el jugador o la pareja que ha cumplido su deber cobra la puesta y lo que le corresponde de cada jugador, de acuerdo con la tabla de premios. Si no ha cumplido su deber, paga una cantidad al cesto igual a lo que contiene (paga la puesta) y paga a los jugadores la cantidad correspondiente según la tabla (los premios tienen el mismo valor tanto si se trata de cobros como de pagos). Cuando no hay puesta, si se cumple el contrato declarado se cobra el premio correspondiente, siempre según la tabla. En caso contrario, se paga.

Cuando un jugador hace una petición sencilla y otro jugador le sostiene, los jugadores deben hacer ocho bazas por lo menos. Si lo consiguen, ganan el juego y cobran la puesta y lo que les corresponde de los otros jugadores. Si pierden, deben pagar la puesta, pero sólo debe pagar por las bazas no conseguidas el jugador que no cumplió su deber. Es decir, el declarante debe pagar sólo si no consigue ganar cinco bazas y el jugador que le ha sostenido, si no ha conseguido tres.

En caso de renuncio, si los jugadores ganan ocho bazas o más, no cobran la puesta, ni cobran de los demás jugadores ni les pagan; pero el que hizo el renuncio debe pagar al cesto una cantidad igual a la que contiene. Si no consiguen ganar, sus adversarios ganan la puesta y el jugador que ha hecho el renuncio debe pagar, él solo, por el juego perdido más dos fichas de consolación (una por perder y otra por el renuncio).


13.Inicio
El juego se inicia con el sorteo de los lugares que los jugadores ocuparán a lo largo de la partida alrededor de la mesa, así como del primer dador.

Las cartas son barajadas por el jugador situado a la izquierda del dador y cortadas por el de la derecha de éste.

El juego y todos sus lances se desarrollan en sentido horario. El dador reparte, de izquierda a derecha, todas las cartas: de tres en tres y una última carta; de cuatro en cuatro y una carta, o bien dos grupos de cuatro y uno de cinco cartas. De este modo, cada jugador recibe trece cartas.

Al llegar a la última carta, el dador le da la vuelta y la deja sobre la mesa para marcar el triunfo (el bueno si es el primer reparto de la partida; el pequeño en los siguientes). Esta carta se deja descubierta sobre la mesa, a la vista de todos los jugadores, hasta que el mano sale de la primera carta.


14.Desarrollo
Después de la subasta y sea cual sea el declarante final, el jugador mano juega la primera carta. En su turno, cada jugador echa una de sus cartas sobre la mesa, debiendo asistir siempre que tenga carta para ello.

El ganador de la baza la recoge, la coloca junto con el resto de bazas de la pareja y sale para la siguiente baza.

Después de jugadas las trece bazas, se procede al recuento de bazas de los jugadores y a su anotación, es decir, a los pagos y a los cobros.

Juegos de Naipes

Reglamentos de Juegos de cartas y solitarios

Z2: empresa de reformas en Madrid